Sonetos Pránicos Vol 2

Presentación

 

Joakín Bello, conocido músico, multiinstrumentista, escritor y poeta, artista medular, nos invita con su poesía a un viaje.

 

Sus Sonetos Pránicos, además de exquisitamente poéticos, se constituyen en un portal dimensional hacia los mundos sutiles.

 

El peregrinaje propuesto consiste en el abandono del viejo campamento, aquel de la antigua identidad prisionera de las formas y de las creencias, para abrazar el camino, presente a ultranza, donde la permanencia va develando los magníficos detalles de la dimensión emergente.

 

Es un viaje cuyo subproducto, nada menos, son la autonomía, la independencia, la libertad, la recuperación de la dignidad del espíritu.

 

Desde el inicio, se percibe con claridad el valor experiencial de los contenidos expuestos. Para un lector entrenado en la lectura de textos de índole espiritual se hace evidente que el autor de estos sonetos habita en la dimensión que describe.

 

Personalmente la lectura me lo demuestra

 

porque resonó

en mis huesos

como una lámpara

en la oscuridad

 

(Soneto N2)

 

Como en las grandes tradiciones místicas se expresa, la identidad personal, llegado un momento en el camino, se rinde al Yo, en una fusión amorosa, delicada, apasionada y total.

 

Este proceso se canta en cada soneto con una claridad y delicadeza únicas, sintetizando verso a verso las enseñanzas de múltiples textos sagrados del ayer.

 

Con la frescura del Tao, la devoción del Gita, el amor profundo del cristianismo místico y el desapego abismal del Buda, estas neo-escrituras poéticas ocupan con merecimiento un lugar en lo que se denomina la Filosofía Perenne, ese espacio de sabiduría ancestral, ese conjunto de escritos esenciales donde encontramos la narrativa del Gran Viaje.

 

Para situarse en el punto de consciencia desde donde se abre la visión que Joakín Bello nos regala en sus sonetos es necesario, además de un inmenso talento (del don con el que el poeta fuera tocado), un coraje y una valentía a toda prueba.

 

Echarse a andar más allá de los límites desafiando creencias y condicionamientos por milenios asentados en el inconsciente profundo requiere convicción, experiencia, recuerdo y, por sobre todo, una conexión profunda con el Ser.

 

En este caso nos encontramos con un híbrido, una mezcla entre la valentía del navegante que desafiara el abismo infernal de los mares del medioevo y la sabiduría de los viejos místicos instalados en las estribaciones de los Himalayas, sentados en meditación, en la inedia naturalmente propia de la dimensión que habitan.

 

Joakín pertenece a esa raza, a esa avanzada de la humanidad que va cartografiando el camino para entregarlo generosa y bellamente a quienes vienen detrás.

 

En sus Sonetos Pránicos, Joakín logra definir a través de un lenguaje claro, actual y musical, los conceptos claves que marcan el mapa hacia la trascendencia. La Iluminación, el Prana, la consciencia, el amor, Dios

mismo, se diluyen en un torrente de letras y palabras para luego tomar forma y emerger claros y desnudos ante la consciencia del lector.

 

De la ilusión a la Realidad, quienes se atreven a emprenderlas, deben ser considerados verdaderos héroes de la consciencia.

 

Sin duda que los Sonetos Pránicos de Joakín Bello constituyen un aporte mayor a los buscadores del mundo.

 

Ignacio de Tinkilko

Invierno del 2011

Sonetos Pránicos Vol 2

9,99$Precio